Ultrafish, el proyecto que busca prolongar la vida útil del pescado

A través del uso de tecnologías ultravioleta y de ultrasonidos, una empresa española busca ofrecer un producto de calidad, sano y comprometido con el medioambiente.

Ultrafish

Una empresa española llamada Scanfisk está desarrollando el proyecto Ultrafish, en el que se busca prolongar la vida útil del pescado, además de eliminar la carga microbiana y reducir el tiempo de procesado. El objetivo principal es ofrecer pescado de calidad, sano y comprometido con el medioambiente.

Este proyecto de innovación tiene como propósito incrementar la vida útil del producto, acortar el proceso de producción actual y eliminar la carga microbiana, lo que logra que el pescado tarde más días en deteriorarse. También ahonda en el ahorro energético, la reducción en el consumo de agua y la obtención de un producto equivalente al actual, pero sin aditivos.
“Se pretende llevar a casa de todos los consumidores un producto a base de pescado de excelente calidad, sano y comprometido con el medioambiente con el que, además, se quiere ampliar el territorio de mercado, gracias al incremento de la vida útil, que permitirá trabajar en refrigerado o congelado”, explicó Natalia Escursell, coordinadora del proyecto.

Para conseguir estos objetivos, se emplearon ultrasonidos para el tratamiento del pescado y luz ultravioleta para la higienización del agua. Con estas tecnologías, se consiguen acelerar los procesos actuales, reduciéndolos a la mitad del tiempo, como el de descongelación en armario descongelador por humedad, que tarda 12 horas aproximadamente.

EL PROYECTO
TAMBIÉN AHONDA EN EL AHORRO
ENERGÉTICO, LA
REDUCCIÓN EN EL CONSUMO DE AGUA Y LA OBTENCIÓN DE UN PRODUCTO
EQUIVALENTE AL
ACTUAL, PERO SIN ADITIVOS.

Además, dentro del proyecto, la empresa va a implantar el proceso de higienización para ayudar a eliminar microorganismos alterantes en el pescado fresco. Este consiste principalmente en sumergir el filete en agua y aplicar el tratamiento de ultrasonidos y ultravioleta durante escasos minutos.

Con estos sistemas, se obtendrá un menor uso de energía y agua al acotarse el tiempo de procesado del pescado. Específicamente, el ahorro se percibirá en los costos de frío, porque antes el pescado tenía que estar más tiempo en cámaras frigoríficas, y en la reutilización del agua en varios ciclos de procesado, por su higienización mediante ultravioleta.

“A pesar de que todavía se está optimizando el proceso, en los ensayos a escala de laboratorio, se ha reducido el tiempo de proceso en un cincuenta por ciento respecto al actual”, indicó Escursell y agregó: “En el escalado durante el desarrollo de Ultrafish se espera mantener e, incluso, mejorar esta reducción alcanzada durante este momento”.

Menor impacto medioambiental

El proyecto Ultrafish también está pensado para ayudar a reducir la contaminación medioambiental, porque la empresa espera generar menos residuos.

Ultrafish 1

“El incremento de la vida útil hace que el pescado tenga una vida comercial más larga, evitando pérdidas por exceso de stock o aprovisionamiento”, dijo la investigadora.

Además, el agua residual generada tendrá menos residuo debido a dos causas: una de ellas es una carga microbiana menor, ya que una parte de las bacterias son destruidas con el ultrasonido; y la ausencia de residuo de aditivo en el agua de deshecho, dado que el objetivo es su eliminación.

“El resultado de todas estas líneas de acción es que se utilice un proceso productivo más sostenible y que nos permita producir menos desperdicio para evitar un mal aprovechamiento de los recursos naturales como, en este caso, la caza de peces en las aguas. Además, con la eliminación de aditivos en la fase de maceración se pretende obtener un producto libre de químicos para el consumidor”, destacó la coordinadora.

Más información: www.ultrafish.eu

Ver tambien:

7 pasos para la innovación de nuevos productos de alimentación

Efecto de la “atmósfera modificada” en productos envasados