REDUCCIÓN DE TIEMPOS PARA LÍNEAS DE ENVASADO

Inteligencia tecnológica y automatización, los ejes del cambio.

envasado lineas

El proceso de envasado de alimentos suele generar tiempos muertos, por falta de automatización en etapas que todavía se realizan manualmente, como el posicionamiento de tapas.
Una máquina posicionadora de tapas multiformato, que opera automáticamente en función del programa cargado por el datalogger en la línea, se presenta como una solución de ingeniería para la optimización de tiempos.

La producción de alimentos en latas, tarros y botellas continúa siendo ventajosa por permitir el traslado en grandes distancias sin detrimento de sabor, color ni forma.

La globalización de los mercados y el auge del arte culinario, contribuyen a una creciente comercialización de productos gourmet. Panorama ante el cual estos envases se destacan por su connotación de prestigio y calidad.

Las tapadoras automáticas para tarros, botellas y latas desempeñan un rol muy importante en la optimización del proceso productivo. Sin embargo en muchos casos, este puesto de producción en el sector, continúa sin ser automatizado.

En busca de una solución

Ante tal situación, Amaro & Amaro desarrolló un dispositivo industrial que posiciona automáticamente diversos tamaños y formatos de tapa para el envasado de alimentos. Ante la solicitud de sus clientes de optimizar el rendimiento productivo, se detectó un tiempo muerto en la línea de envasado, debido a que los contenedores pasaban por la cinta transportadora hasta la llenadora pero luego se tapaban manualmente.

La solución fue el desarrollo de un alimentador automático de tapas para automatizar una tarea mecánica, que no agregaba ningún valor al proceso productivo.

La demora en el proceso de envasado se repetía al momento de colocar la tapa, ya que para proceder al cierre es fundamental posicionar la pieza para su correcto encastre o roscado. Estas dificultades ergonómicas limitaban considerablemente el rendimiento de una línea que delibera 100 envases por minuto, ritmo que puede incluso ser incrementado en función de necesidades de producción.

Automatización en múltiples formatos

Se trata de una máquina de múltiples formatos que dispensa, ordena y coloca la tapa sobre el envase de manera correcta, logrando un cierre óptimo y sin demoras. El dato de valor es que el equipo se montó en la línea de llenado, sin requerir modificaciones de la infraestructura fabril.

tapadora envasado

La solución fue el desarrollo de un alimentador automático de tapas para automatizar una tarea mecánica que no agregaba ningún valor al proceso productivo.

La posicionadora cuenta con una tolva de carga a granel y un tobogán que traslada las piezas hacia la línea.
Muchas veces el proceso de automatización industrial se ve complicado cuando los dispositivos se configuran en función de ciertas dimensiones, con el objetivo de garantizar precisión, pero por precisos dejan de ser versátiles y adaptables.

Diseñando un nuevo sistema

Para el desempeño eficiente del dispositivo en múltiples situaciones, los ingenieros de la empresa, diseñaron un sistema que al descargar las tapas sobre la línea detecta el posicionamiento de las mismas y desvía aquellas tapas invertidas hacia un canal colector, que las devuelve para su reposicionamiento. Una solución para fábricas donde coexisten múltiples envases. El resultado fue un equipo capaz de operar con tapas de diversos diámetros, para envases de ¼, ½, 1 o 4 litros.

maquina de envasado

Y las posibilidades de múltiple configuración continúan, porque tanto las cuatro columnas como el tobogán que estas sostienen, se deslizan hacia arriba y abajo mediante un accionamiento eléctrico, directamente asociado al programa de producción que se ha iniciado a través del datalogger. Gracias a esto se puede adaptar la altura en función de los diferentes formatos envasados en esa línea, para lo cual el operador solo debe intercambiar la pieza de encastre poka-yoke, que se adapta al diámetro de tapa correspondiente, con la programación de la producción.

El equipo posee un sensor óptico que detecta la velocidad de la línea, y permite calcular el momento exacto en el que el equipo debe liberar la tapa sobre cada envase, otorgando confiabilidad al proceso.

De esta manera se ofrece una verdadera solución de ingeniería para la optimización del proceso de envasado de alimentos, adaptable a múltiples formatos pero con garantía de precisión y aumento del rendimiento productivo.

Más información:

www.amaroyamaro.com