QUINTINO FESTEJA SUS PRIMEROS 25 AÑOS DE CONSTANTE EVOLUCIÓN

Quintino Material Handling Solutions es actor en el necesario desarrollo evolutivo de la logística e intralogística de nuestro país. Desde hace 25 años y 2 generaciones ha acompañado al sector aportando tecnología y soluciones a medida para diversas industrias y clientes lideres en innovación. Su protagonistas nos cuentan la historia y futuro de la compañía.

Parte del equipo de Quintino Material  Handling Solutions

Entrevistamos a los protagonistas del crecimiento de Quintino Material Handling Solutions, empresa argentina ubicada en San Martín, Provincia de Buenos Aires y dedicada a la consultoría, ingeniería, fabricación y mantenimiento de soluciones de automatización  para la manipulación y movimiento de cargas, en operaciones de intralogística y flujo de procesos productivos. Como corresponde comenzamos, por la primera generación y fundador de la empresa. Quintino Marciano, comenzó en 1969 con una pequeña tornería, muy cerca de la locación actual. Aún hoy conserva -como reliquias– algunas de las máquinas de aquella etapa, “me fui expandiendo con la tornería hasta poder comprar un terreno, hacer una pequeña loza y ampliar la cantidad de máquinas. Hacíamos trabajos de tornería para terceros, piezas de precisión para unos y otros. Después, por la confianza en nuestro trabajo me fui vinculando con industriales que me llevaron a entrar en contacto con Nestlé, a quién le hicimos las primeras cintas transportadoras. Luego siguió Frigor y otras empresas del rubro alimenticio. Eso fue alrededor de 1995” nos cuenta Don Quintino.

“Seguimos ampliando las instalaciones, sumando galpones. A los 14 años, se incorporó Marcelo, que venía en bicicleta del industrial, y se ponía a ayudarme con el torno. La exigencia de trabajos de mayor nivel de las mencionadas empresas,
nos llevó a contratar un dibujante especializado. Recuerdo que a los 17 años Marcelo sacó su registro de conducir y empezó a salir a visitar a los clientes actuales, sus plantas en otras provincias y traer nuevos. Fue un camino duro”.

“Si bien las grandes empresas del rubro alimenticio nos dieron mucho trabajo, nos fuimos diversificando. Tiempo después recibimos un pedido de mantenimiento en un aeropuerto, fuimos tomando contactos y de a poco nos fuimos involucrando en este tipo de soluciones especiales para aeropuertos. También realizamos trabajos para Papelera del Plata en Zárate, en las distintas plantas de Nestlé (San Luis, Córdoba, Villa María)”, relata Quintino en relación a la evolución de su empresa.

Don Quintino, a sus 79 años, sigue trabajando en el taller. “Me paso todo el día aquí, en la tornería, la soldadura, ayudando al equipo. Es lo que siempre me gustó hacer.” Nos cuenta como cierre.

Quintino Marciano, fundador, junto a su pasión: la tornería

2˚ generación: presente y futuro de Quintino

Para conocer la actualidad de la empresa, seguimos con quién tomó la posta de @QuintinoMHS, Marcelo Marciano, actual gerente general de la empresa que hoy emplea a casi 50 personas, nos cuenta “Me incorporé a la empresa en el ´94, siendo muy joven. Al principio no fue fácil que ingenieros y técnicos de grandes empresas me tomaran en cuanta con mi corta edad. Me ayudaron mucho y luego de terminar la tecnicatura en el colegio industrial, estudié ingeniería y finalmente me pasé al campo de la administración de empresas. La empresa necesitaba experiencia en gestión y ni lo dudé”. Así se presenta Marcelo.

Marcelo Marciano, 2da. generación y actual gerente general de la empresa

“La relación con clientes más importantes y el  aumento de volumen de trabajo con los habituales requería mayor profesionalismo en la administración de la empresa. La gestión comercial también se había complejizado. Además sabía que la
experiencia en el área técnica de manipulación era una realidad , tenía las espaldas cubiertas. Fue clave mejorar la interconexión entre el cliente y la oficina técnica. Con el tiempo esto se convirtió en nuestro principal valor: interpretar claramente sus necesidades”.

En nuestra primera etapa aprendimos mucho con nuestros clientes, que en general eran empresas de consumo masivo relacionadas con el sector de alimentos y bebidas. El manejo de flujo de procesos productivos, la interconexión con las líneas de producción, el manejo de productos en grandes volúmenes y sus particularidades nos permitieron conocer a fondo el trabajo. Luego obviamente
entendimos que toda empresa de producción cuenta con un almacén, depósito o sector de distribución. Empezamos a ampliarnos, basados en la experiencia obtenida -y a estas alturas- con la colaboración de partners tecnológicos que se
nos acercaron a partir de proyectos que concretamos”.

“Uno de los proyectos que fue un hito en nuestra historia y nuestra capacidad para encarar proyectos de mayor porte, fue -entre 2002 y 2003 fueron las terminales de pasajeros y cargas en el Aeropuerto de Ezeiza. La dimensión del proyecto fue de escala regional, no existía en la región aeropuerto con el nivel de equipamiento que instalamos en Ezeiza. En general se mueven pallets especiales que tienen volúmenes de 2 x 3 metros y pesan hasta 6 toneladas. Fue un desafío más que importante. Al ingresar en el sector, fuimos incorporando por pedido y por la confianza ganada, otro tipo de soluciones, los controles de acceso de pasajeros, por ejemplo.”

Romina Verstraete, Marketing Manager de @QuintinoMHS

Consultado sobre su visión respecto al presente  y futuro de la logística interna en nuestro país, Marcelo aporta “Argentina tiene mucho potencial y terreno para avanzar en cuestiones logísticas. Tenemos un territorio muy extenso y las nuevas formas de comercialización a través de e-commerce harán que necesariamente exista una evolución tecnológica en el sector tanto de almacenes, crossdocking, fulfillment como en las áreas de flujos de procesos productivos. Los nuevos modelos de
entregas implican una logística de precisión y sobre todo eficiente.
Es necesario lograr precios competitivos para bajar los costos que hoy pagan los consumidores. Otros aspectos fundamentales son los tiempos operativos y la disminución dramática de errores operativos, en picking, packing, etc. para que los consumidores reciban sus pedidos en el tiempo deseado,con trazabilidad total, sin olvidar que sea el producto correcto, y en estado conservado tanto el producto como su packaging original. El comprador lo quiere hoy y sin problemas en la entrega. El proceso involucra todas las etapas de la logística: como especialistas en intralogística, podemos asistir a nuestros clientes con soluciones que abarcan desde el final de línea hasta el área de expedición.

“También hemos aprendido que el mercado local es muy particular. No es sencillo para las grandes empresas colegas vender soluciones standard o empaquetadas. En general los clientes nos piden soluciones del tipo taylor-made (hechas a medida).
Y allí es donde nos diferenciamos del resto.
Hemos logrado transmitirle a nuestros partners este concepto y se han ajustado a ello logrando un perfecta combinación entre calidad global y servicio local 24×7. Hace tiempo que venimos trabajando en relacionan a la calidad de nuestras soluciones, sus componentes, los equipamientos. En resumen apuntamos a obtener calidad internacional que se ajuste a las particularidades locales” resume Marcelo al respecto.

Finalmente preguntamos: cuáles son los valores fundacionales de la empresa que hoy se sostienen? Marcelo sin dudarlo nos responde: “Nuestro valor diferencial es el formato de trabajo con nuestros clientes. Diseñamos en conjunto con ellos soluciones adaptables a sus realidades, con el aporte tecnológico de nuestros partners, logrando respuestas realmente a medida de sus necesidades. Así fue desde nuestro nacimiento y así seguirá siéndolo. Nos apasiona el desafío constante de descubrir la mejor solución técnica a cada problema real de nuestros clientes, de acuerdo a sus KPIs y contexto.”

Como novedad nos aporta, Romina Verstraete, Marketing Manager de @QuintinoMHS, “con motivo de los primeros 25 años, estamos inaugurando un Showroom + LabTest, sala de capacitación y un área de relax verde, donde las largas reuniones técnicas tengan otro color, otra dinámica y un espacio donde el cliente pueda ver tocar y testear los equipos en vivo, y capacitarse tanto on como off line en un entorno experto pero cálido. Estamos de cara a la mayor evolución de la logística, esto originado por un consumidor con nuevos hábitos, y una tecnología que nos sumerge en la cuarta revolución industrial, sin pedirnos permiso. Para acompañar a nuestro clientes en este camino, es necesario un espacio y tiempo de calidad, y ya estamos listos para brindárselos”

Más información: www.quintino.com.ar