El presente de la industria fideera en Argentina

    Convocados por la Unión de Industriales Fideeros de la República Argentina (UIFRA), unos veinte periodistas especializados participaron de un desayuno en que se compartieron los datos más relevantes del sector, en el marco de la jornada “Actualidad y Perspectivas del Sector de Pastas Secas Industriales”.

    La actividad desarrollada un mes atrás en la sede de la COPAL fue encabezada por sus principales directivos, junto al Secretario General del sindicato (S.A.T.I.F) Enrique Terny. ”Es la primera vez que compartimos información con la prensa, porque sentimos que era necesario comenzar a difundir nuestra actualidad y los desafíos que tenemos por delante. Lo hacemos para poner en común cifras, tales como, el consumos per cápita, las exportaciones, niveles de producción y otros datos que pueden ser objeto de análisis y de respuestas a las oportunidades del sector”, introdujo el grupo de funcionarios.

    Existe una gran variedad de establecimientos que producen pastas secas. Desde pequeñas empresas de tipo familiar con producción semiartesanal, hasta grandes multinacionales con más de una planta y  líneas de alta producción. Algunas llegan incluso a integrar verticalmente la cadena de valor, desde la producción del trigo hasta el producto terminado. En total suman 62 empresas, la mitad de ellas ubicadas en la denominada Zona Centro, que incluye al interior de la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y La Pampa; y casi un 40% en la región AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires). Mucho más atomizado y numeroso es el mercado de las pastas frescas que cuenta con aproximadamente 1400 establecimientos cuya producción, en la mayoría de los casos, es del tipo familiar. Aquí, el líder ostenta no más del 21% del mercado.

    A lo largo de los últimos 15 años, la industria fue testigo de importantes procesos de fusiones y adquisiciones. Desde el 2000 hasta la fecha, el número de establecimientos ha pasado de 110 a 70 (incluyendo las no afiliadas a esta Cámara) , con un constante incremento de la producción que alcanza casi al 40% entre los años 2003 y 2013. Según expresaron las autoridades de UIFRA: “El proceso de proceso de concentración por adquisiciones y fusiones de los 90 hizo que hoy hayan 12 o 14 marcas de fideos en la góndola y en realidad sabemos que son 2 o 3 empresas, con una participación (share) muy grande, incluso proveen de otros productos y alimentos como yerba, etc.”.

    En el informe 2012 de la Organización Internacional de la Pasta (IPO), la Argentina ocupaba el puesto 11°, con 327.293 toneladas producidas. Sin embargo, si a esto se le agregan las 19.232 que se exportaron durante ese año, la cifra crece a las 346 mil., logrando la  auspiciosa ubicación del 8° lugar.

    En igual medida, las estadísticas mundiales posicionan a nuestro país entre los primeros diez consumidores de pastas. Si nos referimos únicamente a las pastas secas el consumo anual per cápita es de 7,84 Kg. Al topo del ranking, naturalmente, su ubica Italia con unos 26 kg. per cápita.

    Sin embargo, a pesar de haber sido un año de grandes dificultades para las PyMEs, la producción y las ventas en el sector se incrementaron sensiblemente durante 2013. Cabe recordar que fue un año crítico para las exportaciones de pasta, provocando que grandes volúmenes de producto sean volcados en el mercado interno. Estas condiciones atípicas de sobre-oferta, sumado a los esfuerzos constantes del sector en la promoción del producto, dieron como resultado una mejora interanual del 6,7% en el per-cápita del período 2012-2013; cifra que prácticamente duplica a la de años anteriores. Al respecto, se explicó: “La crisis del trigo produjo aumentos de hasta el 400%. El precio del trigo en el mercado interno llegó al mismo precio que el internacional y recién ahora se emparejó. En la medida que se siga controlando la exportación, se garantiza el abastecimiento interno. Estos movimientos que ponen en crisis el sector fideero, por no poder trasladar los aumentos en la materia prima a los precios , hace que las Pymes se vean en dificultad para afrontar los aumentos y no tengan la capacidad suficiente para acomodar sus precios de venta. A diferencia de las compañías líderes que tienen mayor espacio de maniobra”.

    Este efecto también produjo el desplome de las exportaciones. Durante los últimos 4 años, Argentina exportó en promedio apenas el 8,47% de su producción, siendo los principales destinos  Angola, Chile y Paraguay, en ese orden. Pero, al mismo tiempo representan una  oportunidad de crecimiento, si es considerada a partir de su fomento. De hecho, el próximo 25 de octubre, Argentina será por primera vez en su historia, sede de la celebración por el “Día Internacional de la Pasta”, que promueve la Organización Internacional de la Pasta (IPO). Este acontecimiento de enorme trascendencia coloca a nuestro país en la vidriera internacional de la industria, reuniendo en Buenos Aires a los máximos referentes del mercado mundial de pasta seca.

     

    Pasta y Salud

    El nuevo sitio pastaysalud.com recopila información que avala científicamente la conveniencia del consumo de fideos. Además de encontrar datos históricos, recetas y consejos útiles, la UIFRA despliega sus iniciativas con el fin de divulgar las cualidades nutricionales de la pasta, y las alternativas que esta ofrece.

    • El sector lo componen 62 empresas: 50% en la Zona Centro y 40% en la región AMBA.
    • La producción de pasta seca creció cerca de 40% entre el 2003 y 2013.
    • El consumo anual per cápita es de 7,84 Kg.

     

    Más información en http://uifra.org.ar/