Plantas para el proceso de productos alimenticios

Configurada para cada necesidad, se presentan distintos tipos de plantas o mini-plantas para el procesamiento de productos alimenticios u otros que lo requieran.

Simes Sa Plantas

El Departamento de Ingeniería de SIMES, acuerda con el cliente las etapas y procesos que requieren los productos, diseñando el equipo que cumpla con lo solicitado y garantice un diseño sanitario e higiénico.

Algunas de las etapas que pueden realizarse en las mismas son:

  • Procesos de mezclado eficiente, de fases líquidas con sólidos, líquidos viscosos,agregado de aditivos, etc.
  • Procesos de dispersión y atomización de los componentes al tamaño de la micra, permitiendo una estabilidad de la emulsión muy prolongada en el tiempo, por medio del homogeneizador de pistones de alta presión.
  • Procesos de calentamiento y/o enfriamiento por medio de intercambiadores de calor de placa, superficie raspada, o tanques con superficies calefaccionadas.
  • Procesos de bombeo.
  • Procesos de filtrados y/o tamizados.

En este tipo de plantas se integran una gran cantidad de equipos de fabricación propia que tienen una función específica como son:

  • Mezcladores centrífugos inoxidables sanitarios, para la preparación de mezclas de líquidos con una gran variedad de polvos y componentes viscosos: ejemplo para formulaciones de mezclas para helados, yogur, dulce de leche, quesos untables, jarabes, jugos, disolución de azúcar/maltodextrina/glucosa, etc.
  • Homogeneizadores de pistones de media y alta presión.
  • Filtros y módulos de filtrado con distintos tipos de mallas en acero inoxidable.
  • Bombas centrífugas y positivas para el movimiento de los distintos tipos de fluidos, en construcción inoxidables sanitarias.
  • Tanques inoxidables sanitarios, con o sin calefacción conforme a los requerimientos.
  • Intercambiadores de Calor de distintos tipos: Superficie raspada, tubular, de placa, etc.
  • Accesorios inoxidables sanitarios, que permiten integrar el sistema.
  • Tableros que permiten lograr distintos grados de automatismos o registración de los parámetros del proceso.

Tienen una gran aplicación en empresas que necesitan desarrollar nuevos productos y trabajan en pequeñas escala, realizan pruebas de laboratorio a nivel industrial, permitiendo sacar conclusiones para trasladar según sea el caso a la producción de capacidades mayores. También encuentran su aplicación en emprendimientos de pequeñas producciones en forma continua o discontinua.