Marcado a láser y los alimentos con el código en la piel

Reemplazará a las etiquetas, el proceso evoluciona y arrastra los nuevos cambios en la legislación.

marcado a láser de alimentos

Encabezan la lista de etiquetados con láser las papas y paltas en remplazo a los adhesivos de plástico y también a los envases de plástico. El proceso está descrito como “marcación natural”; basado en un proceso que emplea láser de dióxido de carbono de baja energía, de esta manera se quita el pigmento de la capa exterior de frutas y verduras. El marcado o tatuaje –podríamos decir- a láser da cuenta de nombre del producto, país de origen y su código correspondiente.

Al aplicar el haz del láser, hace que los pigmentos de la piel del alimento a marcar se evaporen y en su lugar deja la marca deseada. No atraviesa la piel del producto, ni afecta la calidad ni el sabor. En la práctica, no todos los productos vegetales permiten la etiquetación con láser. Los cítricos poseen la capacidad de regenerarse y en este caso las marcas realizadas desaparecen en horas.

Potencial del Etiquetado

Este tipo de etiquetado ofrece muchas posibilidades, se puede incluir un pequeño código de barras con:
• información para los minoristas y para los consumidores
• fecha de recogida y envío,
• país de procedencia
• variedad
• categoría

En la góndola los productos esperan el veredicto final: ¿aceptarán los consumidores esta tecnología de marcado? las expectativas
son positivas

La Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos (FDA), considera al etiquetado con láser como un gran avance en seguridad alimentaria, ya que el sistema, según afirman, es permanente, intransferible, perfectamente legible y evita manipulaciones. En su aspecto económico, es eficiente, seguro y respetuoso con el medio ambiente, al dejar de utilizar etiquetas adhesivas tradicionales; las que se podrían retirar y colocar en otras variedades de alimentos.

Más información:
www.fda.org