La arquitectura IoT transforma la gestión digital en una planta lechera

La aplicación de la arquitectura EcoStruxure de Schenider Electric, ha creado una de las centrales lecheras más grandes y eficientes del mundo.

Central Lechera con Tecnología Schneider

La planta lechera Fonterra se encuentra ubicada en Darfield (Nueva Zelanda), puede consumir entre 4,2 y 4,4 millones de litros de leche al día, y producir más de 30 toneladas de leche entera en polvo por hora. El manejo de estas magnitudes requería implementar un sistema energético seguro y eficiente.

La empresa gestiona las operaciones locales en Nueva Zelanda, pero cuenta con un importante alcance internacional. Formada por numerosas cooperativas y granjas de productos lácteos, debe tener en cuenta diversos factores para lograr una producción sostenida. Otro de los retos que debe afrontar es garantizar los máximos niveles de higiene y calidad en su producción, siendo la leche un producto perecedero que debe satisfacer los requisitos más estrictos de seguridad y calidad.

Una interrupción no programada de los equipos o un retraso en las entregas podría obligar a algunos productores de leche a desechar su producción, por lo que la gestión de fallos era un elemento crítico.

Eficiencia y sostenibilidad

Para el proyecto de la nueva planta en Darfield de Fonterra, se eligió la arquitectura IoT abierta e interoperable EcoStruxure de Schneider Electric. Se trata de una solución completa que integra servicios, soporte y gestión del ciclo de vida, cubriendo las exigentes necesidades de una planta de tal envergadura. De esta manera, Fonterra puede integrar, monitorizar, gestionar y controlar en tiempo real todos sus sistemas, optimizando sus recursos y aumentando la eficiencia.

Para esto, se ha implementado para Fonterra una completa gama de productos y soluciones, entre ellos SCADA, automatización, accionamientos, control de motores, distribución de MT y BT, control de iluminación, C-Bus, SAI, accesorios de cableado, consultoría en diseño, gestión de proyectos y calidad de la alimentación.

“Fonterra ha redefinido la industria láctea de Nueva Zelanda, pasando de ser una cooperativa local a un gigante del mercado mundial. Con EcoStruxure, además, se ha convertido en una de las centrales más eficientes del mundo, al contar con una solución completa para escala local y global, racionalizando la distribución eléctrica y haciéndola compatible en todos los ámbitos, aumentando la eficiencia de su producción”, señala Josu Ugarte, vicepresidente de Industry Iberia de Schneider Electric.

Más información: www.schneider-electric.com.ar

 

Ver también:
DISEÑAN DESCONGELADOR INDUSTRIAL ÚNICO EN EL PAÍS
Producción autosuficiente, la evolución interconectada