En busca de una norma de etiquetado que beneficie a todos

Representantes de la Coordinación de las Industrias de Productos Alimenticios y Bebidas del Mercosur (CIPAM) refuerzan la necesidad de reglas comunes para beneficiar a los consumidores, promover la educación alimentaria y evitar daños a las economías regionales.

Norma de etiquetado

Reunidos en Brasilia, representantes de la Coordinación de las Industrias de Productos Alimenticios y Bebidas del Mercosur (CIPAM) presentaron un documento conjunto que oficializa la contribución del sector productivo al etiquetado nutricional en los países de la región (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay). El documento, titulado “Declaración de CIPAM”, defiende la necesidad de que la reglamentación de las etiquetas de alimentos y bebidas converja en todo el bloque para evitar perjuicios al comercio exterior y, consecuentemente, a la economía de los países de la región.

El etiquetado nutricional está en discusión en los países del Mercosur y en otras partes del mundo, en función del crecimiento de los índices de obesidad y otros problemas de salud ligados a los diversos estilos de vida de la población. En Brasil, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) anunció en mayo un proceso de Toma Pública de Subsidios, con el objetivo de reunir contribuciones de base técnica y científica para la definición del modelo a ser adoptado en el país. Los resultados de dicha consulta pública se esperan para fines del 2018 o durante el primer trimestre de 2019.

“El nuevo modelo de etiquetado nutricional debe contribuir a que el consumidor tenga más información sobre los alimentos y, así, pueda tomar decisiones de acuerdo con sus preferencias y características individuales”, afirma João Dornellas, presidente ejecutivo de la Asociación Brasileña de las Industrias de la Alimentación (ABIA). “Nuestra visión es que el nuevo etiquetado nutricional contribuya a la educación alimentaria de la población para que tome opciones conscientes en el contexto de una dieta equilibrada, sin alarmismo”.

La declaración divulgada por la CIPAM alerta sobre la importancia de la construcción de una propuesta regional que considere el intercambio comercial y asegure al mismo tiempo resultados efectivos para la promoción de hábitos saludables, la reducción de la obesidad y del sobrepeso en la población.

Normas de etiquetado

Y, es con base en estos ítems (ver cuadro), que expresan su compromiso con la construcción de una propuesta regional que considere la importancia del intercambio comercial y asegure al mismo tiempo resultados efectivos para la promoción de hábitos saludables y la reducción de la obesidad y del sobrepeso entre la población.

ITEMS A CONSIDERAR

En la declaración emitida acuerdan que la propuesta debe considerar los siguientes puntos:

1. La importancia de la búsqueda de convergencia regulatoria en el Mercosur.

2. La necesidad de que la propuesta tenga una evidencia científica que apoye los criterios establecidos.

3. El énfasis en la educación, sin alarmismo.

4. El foco en los tres nutrientes críticos: grasas, azúcares y sodio.

5. El respeto a la autonomía y a preservar el derecho de elección del consumidor.

6. La referencia en las porciones efectivamente consumidas de cada alimento.

7. La necesidad de perfiles nutricionales específicos para el etiquetado.

Juntas, las industrias de alimentos y bebidas son responsables de 6,5 millones de empleos directos e indirectos en los países del Mercosur. El valor de las exportaciones del sector supera los 76.280 millones de dólares anuales.
De esta manera, se considera imprescindible que toda propuesta regulatoria, que promueva nuevas definiciones, requerimientos técnicos o cambios en el marco normativo de la producción de alimentos y bebidas, pase por el camino de la armonización en el Mercosur y por el diálogo franco y responsable entre todos los involucrados.

El Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio (Acuerdo OTC), de la Organización Mundial del Comercio (OMC), reconoce el derecho de los países de adoptar normas o reglamentos técnicos para proteger sus objetivos legítimos, a condición de que no constituyan obstáculos innecesarios al comercio. Juntas, las industrias de alimentos y bebidas del Mercosur son responsables de 6,5 millones de empleos directos e indirectos y responden por un volumen anual de exportaciones de 76.280 millones de dólares, o aproximadamente el 26 por ciento del valor de las exportaciones del bloque sudamericano.

Después del encuentro y la divulgación del documento, la comitiva de la CIPAM se reunió con autoridades del gobierno brasileño para presentar la posición del sector productivo sobre los lineamientos generales que se debieran considerar al momento de elegir un modelo de etiquetado nutricional frontal. Participaron del encuentro, los siguientes ejecutivos: Darinka Anzulovich y Diego Hekimian (COPAL / Argentina), João Dornellas, Flávio de Souza y Wilson Mello (ABIA / Brasil), Fernando Pache (CIALI / Uruguay), Bernardita Gómez (CABE / Paraguay) y Carlos Micossi (CEPALI / Paraguay).

Más información: www.copal.org.ar

 

Ver también:
Las 4 tendencias en la industria de bebidas y alimentos
La tecnología alimentaria y la industria de la maquinaria en una exposición