COMPACTOS Y RESISTENTES: BALLUFF REDOBLA LA APUESTA CON SUS NUEVAS LÍNEAS DE SENSORES FOTOELÉCTRICOS

Los sensores fotoeléctricos de la marca alemana son en la actualidad una alternativa efectiva para operar en entornos complejos. Sus dos nuevas líneas -de horquilla de acero inoxidable y planos y compactos- se han convertido, dada su robustez y tecnología de punta, en la opción ideal para la industria de alimentos y bebidas.

Sensores

La nueva familia de sensores fotoeléctricos planos y compactos, por ejemplo, proporcionan una solución para los entornos exigentes y las industrias con restricciones de espacio. Cuentan con carcasas de acero inoxidable resistentes a los agentes de limpieza agresivos, a los refrigerantes y a otros medios, y cumplen con los requisitos de las industrias de empaquetado, alimentos y bebidas.

“Estos sensores resultan perfectos para detectar objetos en ubicaciones confinadas. Además, su carcasa inoxidable con clasificación IP67/IP69K les permite soportar los entornos más exigentes”, señala Jack Moermond, gerente de Productos Fotoeléctricos de Balluff.

SENSORES PLANOS Y COMPACTOS:
CARACTERISTICAS GENERALES

Carcasa de acero inoxidable soldada con láser y completamente contenida.
Punto de luz roja puntiforme, pequeño y homogéneo.
Óptica resistente a los productos químicos, acero inoxidable 316 probado por ECOLAB que cumple con los requisitos de las industrias de empaquetado, alimentos y bebidas.
Diseño plano que ahorra espacio y es simple de montar, con orificios de montaje frontales y dimensiones compactas.

 

Estos sensores están disponibles en las siguientes versiones:

  • Difusos con alcances de hasta 100 mm.
  • Retrorreflectivos polarizados con alcances de hasta un metro.
  • De modo opuesto con alcances de hasta 2.2 metros.

Sensores planos fotoeléctricos

Con un haz de luz rojo visible, preciso y uniforme, la alineación resulta fácil y se pueden detectar los objetos de manera fiable. La atención de Balluff a los estándares superiores de calidad, diseño y rendimiento de los sensores es sinónimo de una mejor confiabilidad, menos tiempo de parada y mayor productividad.

Sensores de horquilla de acero inoxidable

Disponibles en anchos de 50mm y 80mm, estos sensores incluyen salidas abiertas y cerradas que facilitan la integración de los sistemas de control. Las múltiples fuentes de luz –luz roja para instalación fácil o fuente de luz infrarroja para entornos altamente contaminados con agua o niebla en el aire– permiten usar este sensor en una gran variedad de aplicaciones. La cola de cerdo con conector M12 y los LED integrales indicadores de la función de salida y de alimentación ayudan a que la resolución de problemas sea rápida y fácil.

Sensores de horquilla de acero inoxidable

SENSORES DE HORQUILLA
PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS

Carcasa de acero inoxidable 316L IP69KLED en el conector.
Fuentes de luz roja y luz infrarroja.
Salidas normalmente abiertas y normalmente cerradas.
Fácil instalación. No requiere
alineación.
Óptica de polimetilmetacrilato (PMMA) para aplicaciones de alimentos y bebidas.

 

“Las nuevas variantes de acero inoxidable IP67/IP69K complementan nuestra cartera líder en la industria de sensores fotoeléctricos de horquilla, que incluye todas las fuentes de luz, el vidrio y las versiones de detección de líquidos”, indica Moermond.

Más información: www.balluff.com

Ver también:

Aceleran el desarrollo de botellas 100% renovables y sostenibles

En busca de una norma de etiquetado que beneficie a todos