TE PASO UN BIG DATA PARA EL TAMBO

La tecnología aplicada aporta lo necesario para tomar decisiones en varios ámbitos del agro. El desafío es que los datos puedan ser integrados en la cadena de valor.

tambo y vacas

Con el claro objetivo de optimizar procesos y ganar competitividad, las tecnologías desembarcan en el agro. Con el aporte de Big Data se busca reducir la cantidad de insumos utilizados enfocados para la producción y en esta misma dirección maximizar sus resultados. Para eso es imprescindible tomar decisiones precisas y efectivas con mayor y mejor información.

En ámbito de CREATech, realizado en Córdoba -República Argentina, la experiencia del investigador argentino Nicolás Lyons, Coordinador de Desarrollo de Sistemas de Ordeño Automático en el Departament of Primary Industries del gobierno provincial de New South Wales (Australia), detalla cómo las tecnologías aplicadas al campo, en cuanto a innovaciones que se están desarrollando en Australia, aportan soluciones tecnológicas a problemas concretos de la producción lechera.

Al respecto, “mientras que con datos de conductividad la precisión de la detección de mastitis es del orden del 70%, integrando indicadores de otras variables es posible elevar esa proporción al 90%. También es posible predecir con cuatro días de anticipación problemas de acidosis usando datos disponibles”, apuntó.

Mucho dato y poco análisis, un riesgo real

Según delatan, hay una brecha entre lo que se necesitan y piden los productores y la oferta de las tecnologías. Esto es lógico, los productores quieren soluciones, no tecnologías.

El desafío vigente es cómo procesar la enorme cantidad de datos de manera que sea información firme y veraz. Así lo señala el caso de que el 80% de los datos que genera un tambo no son analizados ni procesados por los productores, sus asesores o el resto de la cadena. Para esto es necesario que, estos datos que se generan en cada tambo “salten la tranquera y puedan ser aprovechados por la cadena de valor”, pensando en las diferentes incumbencias en cuanto a la integración tecnología-agro, permite sumar gente ajena al agro.

Las estadísticas en estudios realizados por Leads Origin, destacan que sólo en 2016, la inversión global en Inteligencia Artificial llegó a 39 mil millones de dólares, pero que sólo el 20% de las empresas la utiliza en su core business, mientras que el 41% aún no tiene claro sus beneficios.

Aspecto nutrido por temores extremos que tradicionalmente se atribuye al impacto de estas tecnologías, aun cuando en el 62% de las actividades, el 30% de las tareas ya se puede automatizar, tendencia que crece y será necesario adaptarse creativamente a este cambio.

¿Nada más que almacenar y procesar datos?

Se habla de tecnología y se focaliza mucho en esto y poco en los datos, que son la clave del éxito. Saber aprovechar el volumen y variedad de información generada con la velocidad y veracidad necesaria, representa un gran desafío y un terreno abierto a las oportunidades.

vacas en tambo

Lo esencial es que los sistemas que se generen sean capaces de cumplir con las 4V del Big Data.

  • Volumen: La acumulación de información disponible supone retos técnicos y analíticos. Gartner predice que en 2020 más de 25 mil millones de dispositivos estarán conectados a Internet. Cifra que se multiplicará por 10 en 6 años.
  • Velocidad: vertiginosos cambios generados por los datos favorecidos por la interconectividad en la que se está; del mismo modo la velocidad con la que se hace necesario: capturar, almacenar, analizar y reaccionar para extraer el valor a los datos analizados.
  • Variedad: a cada momento son creados infinita cantidad de datos, diversas fuentes, formatos y con diferentes estructuras y formatos. Se destaca la necesidad de tener la capacidad de combinar y conjugar lo heterogéneo del Big Data.
  • Veracidad: Hacer énfasis en la calidad como su predictibilidad y disponibilidad. La variedad afecta a la veracidad, por lo tanto es importante contar con un equipo imparcial que pueda mantener los datos limpios al momento de avaluar la estrategia de Big Data.

Con distintas aplicaciones es posible obtener información que aplicada, permite monitorear tanto anomalías como enfermedades, plagas, realización de historias clínicas como predecir el rendimiento, favoreciendo a un producto trazable, por lo tanto confiable y rentable.

Más información:
www.createch.org.ar