AL FINAL… LA SOLUCIÓN ES AUTOMATIZAR

“Superar las expectativas de los clientes con soluciones inteligentes, innovadoras y sostenibles”. Bajo esa premisa trabaja desde hace 70 años el Grupo Sanmartín, empresa argentina especialista en equipamiento para la industria alimentaria. Actualmente, es uno de los cinco fabricantes de lavadoras de botellas más importantes del mundo y sus máquinas de final de línea cuentan con tecnología robotizada de punta. Un caso de éxito que nos acerca SEW-EURODRIVE en el marco de sus 25 años en el país.

GrupoSM1

Para conocer los últimos avances que ha implementado la empresa en materia de automatización y robótica, Ingeniería Alimentaria conversó con tres integrantes de su equipo técnico: Daniel Siri, Gerente de Operaciones; Gustavo Olivieri, Jefe de Automatismo y Programación; y Nicolás Barnetche, Gerente de Abastecimiento. A través de ellos, descubrimos todo el proceso de modernización que han experimentado sus equipos, especialmente las lavadoras (de cajas y botellas) y las máquinas de final de línea (específicamente las paletizadoras).

“Sanmartín es una empresa familiar, en 2018 cumplió 70 años de vida. Empezó con una lavadora de botellas de vino y a partir de ahí, este equipo se convirtió en el producto insigne del grupo.

Actualmente, trabajamos para el mercado de bebidas, alimentos y no alimentos”, cuentan. Con el correr de los años, junto con expandir sus fronteras a México y Brasil, la empresa fue desarrollando una amplia gama de equipos de final de línea para botellas, cajas, paquetes y pallets tales como encajonadoras, paletizadoras, envolvedoras, transportadoras, entre otros. “Hoy en día estamos trabajando con robots y automatización para paletización y otras aplicaciones. Tenemos presencia en todo mercado de América Latina desde México para abajo”, destacan.

Mont Paletización Robo

El primer paso en esta evolución, fue en 2003. Por pedido de un cliente -una importante compañía de bebidas-, desarrollaron la primera lavadora de botellas con transmisión electrónica y automatización. “Fue una máquina muy importante para nosotros, el eje electrónico se desarrolló en conjunto con el equipo técnico de SEW-EURODRIVE. Incluía 11 ejes y 11 reductores (1), todos unidos electrónicamente, sin estar vinculados mecánicamente. Para el comando integral de los motores se aplicó MOVI-PLC®, un programador lógico de movimiento, para unidades de manipulación y máquinas de producción”, explican.

MANUEL SANMARTIN S.A.
Una historia de valor agregado

La empresa fue fundada por Manuel Sanmartín en 1948 en Mercedes, provincia de Buenos Aires. En 1976, inauguró la fábrica de Caxias do Sul, Brasil. En 1979, en México y en 2013, inauguró Sanmartín Europe B.V., en Holanda. En la reciente edición de Argentina al Mundo: IX Premio a la Excelencia Exportadora (entregado por La Nación / Banco Galicia), la empresa mercedina fue distinguida en
“Exportaciones con Alto Valor Agregado e Innovación”. Tras recibir este reconocimiento, César Manuel Sanmartín, Director Ejecutivo del grupo, expresó: “Empezamos a exportar hace 50 años y hace 40 que exportamos el 70% de la producción a más de 50 países en el mundo. Estamos orgullosos de ser uno de los cinco
fabricantes del mundo de las lavadoras de
botellas, nuestro producto insignia”.

+INFO www.grupo-sanmartin.com

 

Para el control de movimiento en las lavadoras, también utilizan servomotores y variadores vectoriales MOVIDRIVE® (2). El primero, es un motor que permite controlar la posición exacta del eje motor de la máquina, además de su velocidad. El segundo, una aplicación que controla y supervisa todo tipo de motor, ya sea sincrónico o asincrónico (con o sin codificador). Están disponibles como inversores de aplicación de un solo eje con una potencia nominal de hasta 315 kW, y como sistemas multieje modulares con módulos mono y doble eje con corrientes nominales de hasta 180 A.

SEW-PROD

Automatización y robótica

A pesar del desarrollo y auge de la Industria 4.0, aún la presencia de máquinas convencionales en la industria alimentaria es muy fuerte. Sin embargo desde Sanmartín reconocen que los pedidos con robots, aumentan. Un claro ejemplo, es el proyecto de paletizado robótico en final de línea que están realizando para una empresa global de alimentos. “Se trata de una celda de paletizado. Allí, el robot -marca Kuka- se encarga de todo: separa las bolsas que están fuera de peso y paletiza en doble línea la bolsa que corresponde. Por una línea al ritmo de 5 bolsas por minuto; y por la otra a 7 b/min. De ahí, vía transportador, pasan a una celda de envoltura. La ventaja principal es que ambas líneas son manejadas por el mismo robot. La ingeniería de este desarrollo es 100% argentino”, indican.

“Estamos cada vez más involucrados en este tipo de proyectos. En Córdoba también desarrollamos una des/encajonadora con esta tecnología. Es que realmente agregamos valor. En todas las soluciones de final de línea aplicamos equipos SEW: motores asincrónicos para mesas y transportadores y servoreductores con posición definida para los movimientos. Son un sello de calidad y garantía para nuestros equipos.”

Más información: www.sew-eurodrive.com.ar