AHORRO DE ENERGÍA Y DE COSTOS AL UTILIZAR LUBRICANTES SINTÉTICOS DE GRADO ALIMENTARIO

La producción de alimentos, bebidas y productos relacionados impone los más altos requisitos en los lubricantes utilizados en el proceso de fabricación. La protección del consumidor es absolutamente esencial. Además,  garantizar que el proceso de producción se desarrolle sin problemas y sea altamente efectivo (lo que significa una vida útil más larga de los componentes, intervalos de mantenimiento prolongados y ahorro de energía) es prioridad número uno.

¿Cómo ahorran energía los lubricantes?

Para que algunas máquinas funcionen, es necesario aplicar energía para superar la fricción. Los lubricantes reducen la fricción, pero algunos reducen la fricción más que otros. Por eso, una selección cuidadosa de los lubricantes puede proporcionar un ahorro palpable en los requisitos energéticos.

¿Por qué es importante el ahorro energético?

Las industrias tienen el objetivo de ahorrar el uso de energía.

Uso reducido de energía = menos contaminación de las centrales eléctricas.

Uso reducido de energía = menos costos de fabricación.

Cambio climático: esto significa que las empresas están reduciendo el consumo de energía para limitar su huella de CO2. Muchos países han implementado incentivos fiscales para el ahorro energético.

¿Dónde pueden ahorrar energía los lubricantes?

Las industrias procesadoras que convierten la materia prima en bienes de consumo necesitan energía. En una planta alimentaria se necesitan ingentes cantidades de electricidad para poner en funcionamiento accionamientos de engranajes, sistemas hidráulicos, compresores y rodamientos. La electricidad supone un importante gasto general, pero, en comparación, los costos de lubricante son mínimos.

La selección del lubricante correcto para una aplicación puede reducir el consumo de electricidad y, por ende, reducir los requisitos energéticos. También amplía la vida útil del lubricante, reduce los tiempos de parada y mejora la eficiencia global.

FUCHS LUBRITECH ofrece la gama completa de productos CASSIDA totalmente sintéticos para cumplir con los requisitos de la industria alimentaria, de  bebidas, farmacéutica y sectores relacionados.

¿Qué son los aceites sintéticos y cuáles son los más eficientes?

Los tipos de aceite sintético utilizados en la producción de lubricantes de grado alimentario CASSIDA son:

Polialfaolefina (PAO): utilizada para aceites de sistemas hidráulicos, cadenas y engranajes y como aceite base para la mayoría de grasas las CASSIDA.

Poliglicol (PG): utilizado específicamente en la serie CASSIDA FLUID WG de lubricantes para engranajes helicoidales.

Éster: utilizado en combinación con PAO en productos tales como la gama de aceites para sistemas hidráulicos  CASSIDA FLUID HFS y el aceite para cadenas sometidas a altas temperaturas CASSIDA CHAIN OIL HTE.

Los beneficios de los aceites sintéticos

Los aceites totalmente  sintéticos se producen “ a medida”  para un elevado rendimiento, y ofrecen una performance superior  por encima de los aceites minerales, aceites vegetales y aceites blancos convencionales.

Son menos susceptibles a los cambios de temperatura gracias a sus coeficientes de viscosidad superiores.

Su uso es más limpio, especialmente con las temperaturas elevadas que existen en los sistemas para cargas pesadas.

Ofrecen una mejor “protección contra la formación de residuos” que los aceites minerales especialmente en aplicaciones para engranajes en  caja cerrada y compresores.

La tabla I ofrece datos típicos de los diferentes tipos de aceite con respecto a la eficiencia energética. El uso de aceites sintéticos puede proporcionar un importante ahorro energético en comparación con los aceites minerales.

Los aceites sintéticos, en general ofrecen una vida útil bastante más prolongada que los aceites minerales. Por ejemplo, un aceite sintético para compresores puede proporcionar una vida de 8000 o más horas en comparación con las 2000 – 4000 horas de vida de los aceites minerales o semisintéticos. (Las cifras indicadas proceden de los resultados actuales de la Prueba de Oxidación con dispositivo Hydrovane a 120°C.)

¿Cómo obtener un ahorro energético con lubricantes sintéticos de grado alimentario?

Pasos para medir el ahorro energético

1. Seleccionar la maquinaria adecuada para la planta

2. Medir el consumo de electricidad y las temperaturas

3. Comprobar las condiciones del equipo (monitoreo de condición)

4. Cambiar el aceite al producto nuevo

5. Medir el consumo de electricidad y las temperaturas

6. Calcular el ahorro de electricidad

Ahorro de electricidad

¿Qué tipo de ahorro de electricidad se puede obtener con un lubricante sintético adecuado? Según nuestra experiencia se puede obtener el siguiente ahorro de electricidad al utilizar aceites sintéticos en comparación con aceites estándar que no son de grado alimentario, basados en lubricantes de la misma viscosidad.

Ventajas económicas totales gracias al uso de lubricantes totalmente sintéticos CASSIDA

Cargas energéticas reducidas.

Reducción de la cantidad de lubricante.

Eficiencia mejorada de la planta.

Requisitos de mantenimiento y costos de sustitución reducidos.

Menos mano de obra necesaria para cambiar los aceites.

Reducción en la disposición final de residuos.

Ahorro en costos de producción.

La mejor opción

La línea de lubricantes grado alimentario CASSIDA de alta performance posee todas las especificaciones y registros necesarios que requiere la industria de la producción de alimentos y bebidas. Combinado con programas de mantenimiento de lubricación cuidadosamente planeados  e implementados, además de soporte técnico y capaci-

tación por parte de expertos. FUCHS LUBRITECH les brinda a los fabricantes de alimentos la máxima tranquilidad al saber que han minimizado el riesgo de contaminación del producto.

Ing. Mariela Morgado / Gerente División Lubritech

Más información: www.fuchs.com/ar