Aceleran el desarrollo de botellas 100% renovables y sostenibles

El consorcio de investigación NaturALL Bottle Alliance, se formó con la idea de crear soluciones de embalaje que reduzcan significativamente el impacto del carbono de las botellas de plástico para bebidas. Con esta misma premisa, la alianza actualmente intenta producir una botella de PET fabricada exclusivamente con materiales biológicos como el cartón y el aserrín.

Botellas-de-agua-mineral

La alianza formada por PepsiCo, Danone, Nestlé Waters y Origin Materials ya ha producido muestras de PET con 80 por ciento de base biológica para un plan piloto, y espera obtener una botella con el 95 por ciento de base biológica para 2020. Alcanzada esta meta y pensando en la cadena de valor en cuanto a las capacidades de I+D, dispondrán comercialmente las botellas para la industria de alimentos y bebidas.

El proyecto utiliza materias primas de biomasa, como el cartón y el aserrín previamente usados, por lo que no desvía los recursos ni la tierra de la producción de alimentos para el consumo humano o animal. La tecnología representa un avance científico para el sector, y la alianza pretende que esté disponible para toda la industria de alimentos y bebidas.

“Nuestro objetivo es establecer una economía circular para el embalaje mediante el suministro de materiales sostenibles y la creación de una segunda vida para todos los plásticos”, declaró Frederic Jouin, director de I+D de materiales plásticos en Danone, quien agregó: “Creemos que es posible reemplazar los materiales fósiles tradicionales con materiales de empaque biológicos. Al asociarnos y reunir nuestra experiencia y recursos complementarios, la Alianza puede avanzar más rápido en el desarrollo de plásticos PET 100 por ciento reciclables y renovables a escala comercial”.
Este PET de próxima generación será tan liviano, transparente, reciclable y protector del producto como el PET de hoy en día, a la vez que es mejor para el planeta. El uso exclusivo de materias primas renovables que no desvían los recursos o la tierra de la producción de alimentos es el área de enfoque principal de la alianza. La I+D se centrará inicialmente en el cartón, el aserrín y las virutas de madera, pero se podrían explorar otros materiales de biomasa, como cáscaras de arroz, paja y residuos agrícolas.

“La tecnología actual en el mercado hace posible tener un 30 por ciento de bio-PET”, señaló John Bissell, consejero delegado de Origin Materials.

Con visión de futuro

Tras conseguir producir muestras de PET con un 80 por ciento de base biológica en proyectos a escala piloto, la alianza continúa trabajando en pos de su objetivo, que no es otro que hacer viable esta tecnología de punta a escala comercial. Se ha comenzado a construir una planta de demostración en Sarnia, Ontario (Canadá) con la colaboración de Bioindustrial Innovation Canada.

EL OBJETIVO ES ESTABLECER UNA ECONOMÍA CIRCULAR PARA EL EMBALAJE MEDIANTE EL
SUMINISTRO DE
MATERIALES
SOSTENIBLES Y LA CREACIÓN DE UNA “SEGUNDA VIDA” PARA TODOS LOS
PLÁSTICOS.

Los principales equipos de procesamiento ya se han fabricado y actualmente se están construyendo los módulos para la planta. Las instalaciones tendrán capacidad para 18.000 toneladas de biomasa y se espera que estén plenamente operativas en 2020.
Tras superar ese hito, los planes de la alianza serán incrementar la producción hasta llegar a PET con un 95 por ciento de base biológica y alcanzar después la escala comercial completa. Los miembros que integran la Alianza piensan continuar sumando fuerzas en I+D para aumentar el nivel de la base biológica, con vistas a conseguir el objetivo último: llegar al 100 por ciento.

Más información: www.danone.com

Ver tambien:

Los sistemas integrados potencian la automatización en la industria alimentaria

En busca de una norma de etiquetado que beneficie a todos